Lunes, 23 de junio de 2008

Por: Yoerky Sánchez Cuéllar.

Estrella González Castillo reconoce a la unidad textil como una fuente de empleo para las mujeres del Turquino-Bamburanao. (Fotos: Carolina Vilches Monzón)

BUENAVISTA. Villa Clara, Cuba 2 de junio 2008— Las manos de Estrella González Castillo realizan su movimiento al compás de la máquina de coser. Tres años atrás trabajaba en la textilera Desembarco del Granma, en la que ejercía  labores de  hilandería, por lo que conoce bien la dedicación que necesita la manufactura de cualquier vestuario. Ahora labora como costurera en una unidad de base productiva de la Empresa de Confecciones Fénix, ubicada en esta localidad remediana, capital del Plan Turquino-Bamburanao.

 «Es una gran ventaja estar aquí, porque se nos ofrece la oportunidad de aportar a la sociedad desde el mismo lugar donde vivimos. Antes pasaba muchas dificultades con el transporte para llegar a la fábrica textil de Santa Clara, pero ahora todo resulta más fácil, ya que realizo esta tarea a pocos metros de mi casa», comenta Estrella.

En el centro existen 69 mujeres y solo 14 hombres, entre los que se encuentran los mecánicos, dispuestos a cualquier arreglo en las  antiguas máquinas. El colectivo, que recibió recientemente la condición de Moncadista, se encarga en estos momentos de la fabricación de sayas, blusas y camisas para garantizar el uniforme de los estudiantes de la enseñanza primaria, secundaria y politécnica. En lo que va de año ha elaborado más de 54 mil piezas, con una estimulación en moneda nacional y en divisa para quienes cumplan sus planes.

Este esfuerzo se multiplica en todos los rincones del Plan Turquino- Bamburanao, adonde llega la obra de la Revolución de manera diferenciada. Desde que se aprobó la incorporación de esta zona al programa, sus pobladores han recibido numerosos beneficios socioeconómicos. 
Fuente: Periodico Vanguardia


Tags: Cuba, Buenavista, Industria textil, Villaclara

Publicado por buenavistavcuba @ 9:02
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 17 de julio de 2008 | 7:07
Puro cuento,esas mujeres trabajan por misero salario,le sacan la vida y la mayor parte del tiempo estan parao por roturas o falta de materia prima,el plan turquino solo les ha dado una botella de vino Brindis y una de Ron,que muchos la revenden despues en 40 pesos,ahhh y muchas impeciones a los centros de trabajo y mas persecucion y falta de libertad para la gente de Buenavista,los invito a que visiten la textilera y conversen con sus obreros para que sepan de esa realidad.
Publicado por BuenavistaVCuba
Martes, 22 de julio de 2008 | 19:53
Bienvenido con sus opiniones, mandenos sus articulos o notas y con gusto las publicaremos
El Editor
[email protected]
Publicado por Invitado
Domingo, 03 de agosto de 2008 | 9:46
El econ?mico de este centro,se llama Omar.Si tienen oportunidad de visitar Buenavista,cont?ctenlo y ver?n qu? realidad les puede contar de este centro y de todo el canibaleo que viven alli.Demonio
Publicado por Invitado
Viernes, 30 de octubre de 2009 | 17:34
Todo es un mentira, el abuso y la represi?n es lo que abunda en todas las empresas cubanas y donde quiera que te pares, que van a decir los pobres trabajadores, saben que si dicen algo contrario a lo que les exigen que digan, lo menos que les suceder? es que pierdan el trabajo para siempre.