sábado, 19 de abril de 2008


50 días.

Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el SEÑOR tu Dios.  Éxodo 20:12 NVI

Hijos, obedezcan en el Señor a sus padres, porque esto es justo. «Honra a tu padre y a tu madre —que es el primer mandamiento con promesa— para que te vaya bien y disfrutes de una larga vida en la tierra.»  Efesios 6:1-3 NVI

Después de estudiar los primeros mandamientos, que abarcan los deberes para con Dios, vamos a considerar los restantes que miran al prójimo y pueden resumirse en "Amarás a tu prójimo como a ti mismo". Dice Marcos 12:29-31: “El más importante es: “Oye, Israel. El Señor nuestro Dios es el único Señor —contestó Jesús—.  Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas.”  El segundo es: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.”No hay otro mandamiento más importante que éstos”.

Así que el amor al prójimo comienza en el quinto, que dice: »Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el SEÑOR tu Dios. Éxodo 20:12 NVI

Dios quiere que -después de Él- se honre a los padres, que nos han dado la vida y transmitido el conocimiento de Dios; pero el mandamiento abarca también las relaciones de parentesco con otros miembros del grupo familiar, como los abuelos y antepasados, a los que debemos igualmente honor, afecto y reconocimiento.

El quinto mandamiento nos habla de los valores de la familia. El libro de Efesios en el Nuevo Testamento, vuelve a mencionar este mandamiento (6:1-3) "Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo". En el mismo contexto de la mencionada cita, el apóstol narra los deberes y derechos de cada parte dentro de la vida familiar.

La familia, célula fundamental de la sociedad y garantía de su estabilidad, sufre las crisis que pueden afectar a la sociedad misma.

La obediencia de los hijos a los padres, lleva implícita una actitud responsable de los padres hacia sus hijos, que en el caso de la sociedad cubana en ocasiones es evasiva.

El concepto de maternidad en ocasiones se ve como un retroceso o una limitación de la libertad de la mujer, distorsionando su naturaleza y dignidad. Los hijos no son vistos como un don de Dios, sino como algo contra lo que hay que defenderse.

Los padres, al haber dado la vida a los hijos, tienen la gravísima obligación de educar a la prole y, por consiguiente, deben ser reconocidos como los primeros y principales educadores de sus hijos. “Estas palabras que yo te mando estarán en tu corazón. Las repetirás a tus hijos y hablarás de ellas sentado en casa o andando por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes”  Deuteronomio 6:6-7

 Oremos Juntos: Padre, te rogamos por la familia cubana. Perdona las veces que los padres han renunciado a su papel dentro del hogar. Perdona a los hijos que han violado el quinto mandamiento. Padre permite que los cubanos puedan respetar a sus padres.

Para Meditar: Honra a tu padre y a tu madre. Padres no provoquéis a ira a vuestros hijos.

Estas direcciones inician el proceso para recibir el material diario: Español: inscripcion@50dias.org

Inglés: signup@50dias.org, www.50dias.org

 


Tags: honrar a los padres, familia

Publicado por Desconocido @ 11:05
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
sábado, 17 de mayo de 2008 | 10:04
bendiciones que el padre le siga dando sabiduria para escribir