Mi?rcoles, 16 de abril de 2008

50 días. 

Junto a los ríos de Babilonia nos sentábamos, y llorábamos al acordarnos de Sion.; nos decían: Cantemos un cántico de Sion! ¿Como cantar las canciones del Señor en una tierra extraña? Ah, Jerusalén, Jerusalén, si llegara yo a olvidarte, ¡que la mano derecha se me seque! Si de ti no me acordara, ni te pusiera por encima de mi propia alegría, ¡que la lengua se me pegue al paladar!   Salmo 137:1-6 

"La emigración, sea del tipo que sea, provoca por sí­ misma un desequilibrio (...) y eso hace falta haberlo vivido para comprenderlo"  Stefan Zweig  (Escritor austriaco, quien vivía la mitad de su vida en el exilio). Se estima en casi tres millones los cubanos o descendientes de ellos que viven fuera de Cuba de manera permanente. Otros miles hoy laboran en misiones internacionalistas fuera del país.

El Pastor de una Iglesia de unos 350 miembros dice: “He sufrido el dolor de la separación de familias en mi iglesia: Esposos que se han ido y han dejado atrás a su esposa e hijos con la esperanza de encontrarse pronto, hermanos, hijos que se lanzan a la aventura y dejan detrás a padres y madres maltrechos por  el dolor de la separación. Parejas que se han tenido que separar porque la visa solo es para padres e hijos y el amor de la novia o el novio queda excluido del contrato. He vivido el dolor de familiares aquí en Cuba por sus muertos en el extranjero, sin posibilidad de estar juntos a ellos en la separación.  Esta situación es una tragedia para cualquier pueblo. Hoy pedimos oración por esto, pero al mismo tiempo podemos analizar que la emigración ha sido parte de la vida del pueblo cubano y de otros pueblos en toda la historia de la Humanidad y es bueno conocer que esta salida de cubanos ha reportado diferentes beneficios en la historia aun de nuestra denominación. Un patriota Alberto de Jesús Díaz partió  hacia Estados Unidos en medio del conflicto con España y allí­ conoció el Evangelio y hoy podemos contarle entre los hermanos fundadores de nuestra denominación y así­ lo refleja nuestra historia.

Todos tenemos ejemplos de la influencia positiva que han llevado los cristianos cubanos a otras tierras, recientemente pudimos constatar que una Confraternidad Bautista en otro país cuenta con una directiva numerosa y la gran mayoría de los líderes son de origen cubano, o sea que nuestros hermanos reconocen el liderazgo espiritual, el fervor denominacional y el servicio decidido de los cubanos donde quiera que se encuentren. Hoy hay muchos  cubanos dispersos por el mundo.  Es bueno que oremos para que los cristianos que parten hacia otros países sigan siendo fieles al Señor, sirvan con amor a esos pueblos que les reciben y dejen una huella positiva en la extensión del Evangelio en el mundo y a su vez no olviden la preciosa Obra del Señor que crece y aspira a crecer aún más en nuestra querida Patria Cubana.

Oremos Juntos: “Padre; tú mejor que nadie conoces el lugar de residencia de cada cubano. Protégelos donde quiera que estén. Padre incluimos en nuestra oración intercesora, la salvación de los cubanos que residen fuera de Cuba. Amén

Para Meditar: Aprendamos a ver la mano de Dios en todos los hechos de la historia humana.

Estas direcciones inician el proceso para recibir el material diario: Español: [email protected], Ingles: [email protected]

www.50dias.org

 


Tags: Cuba, Exilio, exiliados cubanos

Publicado por buenavistavcuba @ 13:31
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios