S?bado, 10 de noviembre de 2007
Imagen

Preservativos

Por:Yosvani Anzardo Hern?ndez.*

Tal vez los cubanos no seamos muy precavidos. Creativos s? somos, y las cosas que fueron dise?adas originalmente para una funci?n espec?fica podemos hallarle otras, diferentes e igualmente ?tiles.

Y no hablo de la palma real o el cerdo. La primera porque es pecado hablar de su majestad, y el segundo porque se alimenta de ella, y es que no por gusto es su s?bdito, adem?s de que es inmundo, aunque de ?l no se desaprovechan ni los excrementos, y si no que se le pregunte a la vieja Mar?a, quien asegura que unas buenas morcillas caseras no pueden elaborarse con sangre, especias y gordos solamente.

Mar?a no es la ?nica. Algunos pizzeros hacen maravillas sustituyendo el queso por condones.

Los condones tambi?n sustituyen a los globos en los cumplea?os infantiles y llenos de agua u otro l?quido son excelentes bombas volantes.

Los oficinistas los usan como liguitas para empaquetar bonos, cupones y otros documentos. Algunos cientos fundidos dan unas bellas manillas para los pepillos y seg?n los entendidos la industria de las chancletas promete. Como objeto ornamental son muy llamativos por lo que ya hay repisas y hasta vestidos elegantemente decorados.

Enrollados forman una pelota de gran capacidad de rebote y como poleas para los motores de las grabadoras resultan muy eficientes, y de esa manera prestan un excelente servicio, sustituyendo importaciones. Para guardar y transportar agua son muy buenos y para robar alcohol en las destiler?as son sencillamente inmejorables, y excelentes para coger el ponche a los neum?ticos sin c?mara.

En mi pueblo le acaban de hallar una nueva utilidad. Las enfermeras del hogar de ancianos se los ponen a los viejitos por las noches amarrados para que orinen en ellos, y todo va bien hasta que se llenan y entonces los pacientes no pueden orinar, supongo que se inspiraron en la pr?ctica hospitalaria de utilizarlos como mechas en las operaciones y como recept?culos en las colostom?as.

Es tan general el uso del cond?n en Cuba que hasta los ni?os los compran, a pesar de estar prohibida la venta a menores. Claro que ning?n hombre los compra si no es porque va a utilizarlo en una de las funciones antes descritas, porque aqu? todo el mundo dice que los condones chinos son muy chiquitos y en esto existe unanimidad general entre la poblaci?n masculina, ?dime de que presumes?, dir?n las mujeres, pero sin embargo callan, o sea, que son c?mplices. O ninguna desea reconocer que su hombre es talla corta o en verdad los condones chinos no son chiquitos.

De cualquier forma este problemita no es m?s que el reflejo de otros muchos. Estamos obligados a sustituir tantas cosas, que no tenemos verg?enza de ser humillados diariamente al cumplir ?rdenes est?pidas y bajar la cabeza ante mentiras evidentes y sin fundamento, pero cuidado, el pueblo de Israel pec? de idolatr?a y pag? por su pecado, luego ocup? el lugar que le correspond?a en el mundo y nuevamente fue bendecido.

Los hombres eligen su destino porque los caminos ya est?n trazados, y el instinto de preservaci?n nos resguarda de la extinci?n. Rectificar es de humanos, dijo un sabio. Y aunque a veces alguien lo dude, tambi?n nosotros somos humanos, por lo que rectificar tambi?n es de cubanos, y yo que no soy sabio les digo que ?no importa que sea tarde si la dicha llega?, y en esto de la sustituci?n no vale cambiar d por p, porque si en algo conf?o es en la dicha de los cubanos.

* Periodista independiente cubano. Agencia J?venes sin Censura
Publicado por buenavistavcuba @ 14:44
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios