Jueves, 09 de agosto de 2007
Imagen

Punto de tr?nsito para miles de turistas que visitan cada a?o a la mayor de Las Antillas, la central provincia cubana de Villa Clara se apoya adem?s en el atractivo ?nico que le otorgan la existencia en su territorio de localidades con una historia centenaria.

Mas all? de las playas, la riqueza de la flora y la fauna, la regi?n cuenta con el toque singular proveniente de San Juan de los Remedios, octava villa fundada por los colonizadores espa?oles en la isla, all? por el siglo XVI.

El centro hist?rico de Remedios, declarado adem?s Monumento Nacional en 1980, tiene su punto de partida en la actual plaza Jos? Mart?, otrora conocida como de la Parroquial y de Isabel II, flanqueada por hermosos flamboyanes, y a la vez se conservan edificaciones caracter?sticas de esa ?poca, como es la casa del Alf?rez Real y la de Las Arcadas.

Asimismo, en ella se ubican -como exponente ?nico en el pa?s- dos iglesias: la de Nuestra Se?ora del Buen Viaje y la Parroquial Mayor de San Juan Bautista.

En esa ?ltima se encuentra un altar enchapado en oro y una escultura que representa a la Inmaculada Concepci?n embarazada, considerada por los especialistas como un exponente sin igual en el mundo.

En la arquitectura del coraz?n de la villa abundan los amplios portales libres con forma de corredores, amplios ventanales, rejas de hierro forjado y grandes aleros apoyados sobre peculiares m?nsulas de madera.

Los techos son de armaduras, en ocasiones simples y otras veces altamente decorados, como parte de una estructura donde est?n presentes tambi?n los patios interiores, inundados de abundante vegetaci?n.

A decir de los expertos, Remedios se caracteriza asimismo por la irregularidad de las calles, con grandes aleros que protegen a los caminantes de la intensidad del sol, a la vez que crean un entorno que llama a adentrarse por las arterias de la centenaria urbe.

En la ?poca de su nacimiento, las principales actividades econ?micas de sus pobladores estaban en el cultivo del caf?, cacao y la ganader?a menor, a lo cual se a?adi? el llamado comercio de rescate y el contrabando.

Entre los tesoros de la villa esta el museo consagrado al destacado m?sico cubano Alejandro Garc?a Caturla, nacido en el pueblo en 1906 y que atesora en la que fuera su casa numerosos exponentes vinculados a su quehacer art?stico.

Adem?s, la fama de la localidad esta estrechamente vinculada con una celebraci?n surgida en el siglo XIX y que llega hasta nuestros d?as en las tradicionales parrandas de diciembre, que enfrenta en un desaf?o fraternal a los habitantes de los barrios del Carmen y San Salvador de Horta, en una lid donde no hay espacio para los perdedores.
Publicado por buenavistavcuba @ 18:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios