Martes, 19 de diciembre de 2006
Por: Leonel Alberto P?rez Belette. *
Imagen

La Habana, Cuba - Diciembre 2006 - Los apagones de los ?ltimos d?as en esta urbe han propiciado el disgusto entre centenares de pobladores.

La falta de fluido el?ctrico es consecuencia de reparaciones del sistema de transformadores y cables. Muchos de los entrevistados se sienten agradecidos, pero se preguntan qui?n tuvo la infeliz idea de hacer los cambios v?speras de la navidad y sin previo aviso, ya que las autoridades no comunicaron que las labores se llevar?an a cabo.
El se?or Fidel Castro hab?a vaticinado en meses pasados que trabajos de reparaci?n ser?an acometidos, pero afirm? que nunca pasar?an de seis horas. A lo que a?adi? "?No habr?n m?s apagones!" Justo al d?a siguiente, casi exot?ricamente, la provincia de Ciudad de La Habana y gran parte de Pinar del R?o amanecieron sin luz.

En la pr?ctica las labores se han prolongado mucho m?s, e inconvenientes y errores durante los montajes han producido cortes adicionales; como el que sumi? en la oscuridad a zonas del barrio del Vedado en la madrugada del pasado s?bado.

Los vecinos se quejan de los continuos alto y bajo de voltaje, alteraciones del ciclo y vaivenes de fluido que, adem?s, amenazan a sus equipos electrodom?sticos.

No hay que perder de vista las declaraciones de un ama de casa: "En pleno siglo 21 y a escasos d?as de cumplirse 48 a?os del inicio del proceso fidelista, uno de los m?s importantes logros revolucionarios es el que algunas casas cuenten con un olla arrocera, un televisor marca Panda y un refrigerador alias "el lloviznado" (porque la condensaci?n lo mantiene mojado por dentro)".

Las molestias adicionales son m?ltiples para los ciudadanos. Algunas familias de muy bajos ingresos ya hab?an comprado la carne y otros insumos para sus festejos, en previsi?n a las habituales alzas de precios y desaparici?n de productos en el mercado estatal agropecuario y en el mercado negro. Muchos perdieron lo almacenado con esfuerzo, en los habitualmente vac?os refrigeradores de la Isla.

Las fiestas de la poblaci?n tambi?n se afectaron directa o indirectamente, debido a que lo m?s usual es una comida con lo que queda de la familia y los vecinos. En Cuba, el pueblo suele celebrar de forma individual, o participar de varias fechas en diciembre. Santa B?rbara el d?a 4, San L?zaro el 17, noche buena, fin de a?o, Festival de cine, entre otras actividades laicas y eclesiales relacionadas con el advenimiento del a?o nuevo.

Un vecino, ante el espect?culo sin estrellas, lleg? a decir que no hac?a falta un babalawo para ver que el futuro festivo pinta negro.

Otro a?adi?: "Claro, estas realidades son muy dif?ciles de apreciar desde las casas de los dirigentes, en distinguidos barrios como Nuevo Vedado, Siboney y Cubanac?n. Sobre todo si se cuenta con generadores el?ctricos, o te bajan una cantina de comida protocolar cada ma?ana. Para el pueblo la parada es diferente."

* Periodista independiente cubano.
Publicado por buenavistavcuba @ 19:21
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios