Domingo, 29 de octubre de 2006
Imagen
Quiz?s al joven cura Francisco Vigil de Qui?ones y Mier, le circulaba por las venas m?s vino que sangre y ante el apremio del otro Francisco-el cl?rigo y subdi?cono de apellido Rodr?guez de Loyola-se vio precisado a crear una formula que sin apartarse mucho de las sagradas escrituras, espabilara a los vecinos de la ermita de San Salvador de Horta y los congregara para las misas de aguinaldo, entre el 16 y el 24 de diciembre, en madrugadas oscuras y fr?as.
Tal vez en la segunda d?cada del siglo XIX a los adormilados habitantes de San Juan de los Remedios, aquella recua de j?venes tocando toda suerte de instrumentos- almireces, fotutos, matracas, g?iros, pitos, gangarr?as- le parec?a salida del averno y puede que, alg?n que otro valiente se aventurara a lanzar la primera piedra contra el grupo, abriendo un cr?neo y dando testimonio de la siempre latente oposici?n a la que se ha enfrentado semejante aquelarre hasta el d?a de hoy.
Lejos estaba de imaginar Francisquillo, que con el transcurrir del tiempo, la iniciativa se transformar?a- por obra y gracia del esp?ritu festivo y art?stico del remediano- en una de las fiestas m?s originales de la vasta cultura cubana y aparejada a ello, en las m?s vilipendiadas, cuestionables y pol?micas. (?Ay! Parranda cu?ntos desatinos se cometen en tu nombre)
Nacidas en una poblaci?n que trae en sus genes la condici?n de endemoniada y que en pelea de intereses, defendi? palmo a palmo la integridad y permanencia de la villa fundacional-1869- no es extra?o que la fiesta, tenga- como esencia- la confrontaci?n de dos bandos-no dos bandas- y el pueblo est? dividido en esp?ritu-no en cuerpo.
En el mundo pocas festividades han calado tanto en el alma de sus hijos, pudiera asociarse a un rito, a una peregrinaci?n necesaria para la confirmaci?n de un credo- en este caso despojado del fanatismo religioso y envestido con el concepto de identidad. Para el remediano Las Parrandas constituyen- m?s all? de cualquier s?mbolo- una necesidad que los confirma como nacidos en el archipi?lago cubano. La m?sica de los barrios, sus banderas, sus atributos son el primer contacto con la patria, de esa patria en apariencia chica pero infinita y necesaria para amar la grande.
?Qu? suerte de locura es esta que nos convoca sin ser partido, ni dios, sin tan siquiera un profeta de pacotilla que arengue a las masas? ?Son las parrandas de hoy como deben ser? ?Cu?les elementos la componen? Antes de dar respuesta?
Fuente: Bolet?n Orfebre No. 8, 2006
Imagen

NOTICIAS DE PARRANDAS

Hoy 27 de octubre de 2006 todav?a el hecho cultural m?s importe de esta provincia y una de las tres m?s importantes de Cuba: Las Parrandas Remedianas se encuentra en estado de terapia intensiva, ante el estupor y la indignaci?n del pueblo. Los barrios, El San Salvador y El Carmen no tienen en su poder el Presupuesto estatal, por razones no conocidas ni por el gobierno.
Es conocido que este a?o no habr? parrandas en el cercano poblado de Buenavista donde los barrios de La Sierra y La Loma se enfrentan cada a?o.

Publicado por buenavistavcuba @ 19:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios