S?bado, 23 de septiembre de 2006
Imagen

Aburrir es el pecado capital de toda obra literaria. Ser?, pues, breve, concreto, preciso. Omitir? los 114 cap?tulos del Cor?n. Se trata de un sistema de reglas dogm?ticas, de normas r?gidas escritas en ?rabe, seg?n las cuales tiene que actuar el hombre en su convivencia ?tica-social y que fueron redactadas por Mahoma, pero atribuidas por ?l a Dios, dando lugar a la aparici?n de la religi?n isl?mica.

Y dentro de tales preceptos a cumplir obligatoriamente en la civilizaci?n musulmana y algo despu?s de iniciarse nuestra Era, en la propia Meca, ciudad natal del susodicho profeta Mahoma, ?ste maldijo, entre otras cosas que conden? dentro y fuera del libro sagrado del Islamismo, a quien sembrara, atendiera y cosechara el fruto de la vid. De igual modo maldijo tanto al que exprim?a la uva, como a aqu?l que transportaba el jugo, fabricaba, comerciaba, serv?a y beb?a el licor. Nadie escapaba en su fanatismo anti-alcoh?lico.

Realmente Mahoma era un abstemio tremendo. El pobre, padec?a de hepatitis cr?nica.

Tomado del libro in?dito sobre personajes c?lebres "SI ES PUYA QUE RUEDE Y SI ES BOLA QUE SE CLAVE"

Bolet?n Orfebre, 6, 2006

Publicado por buenavistavcuba @ 10:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios