Lunes, 14 de agosto de 2006
Imagen

El nombre de la Macorina ha llegado hasta nuestros d?as gracias a esa canci?n que en la voz de la cantante mexicana Chavela Vargas empez? a escucharse a principios de los a?os sesenta. Hoy es conocida tambi?n en Europa, pero los j?venes cubanos que la escuchamos por primera vez hace cuatro d?cadas ignor?bamos que el personaje al que alud?a la canci?n anduvo por aquellas mismas calles habaneras en la d?cada de los veinte, al volante de un llamativo ?convertible? rojo. As? la record? nuestro pintor Cundo Berm?dez cuando en 1978 pint? su cuadro La Macorina, donde ella aparece en un llamativo descapotable rojo, ese ?carro colorao? al que no se alude en la canci?n de Chavela Vargas, pero s? en una movida composici?n cantada por Abelardo Barroso:

Ponme la mano aqu?, Macorina,
pon, pon, pon, Macorina, pon, pon, Macorina.
Yo conozco una vecina que me tiene alborotao, me enter? que en los paraos la llaman la Macorina.
Ponme la mano aqu?, Macorina, que me muero, Macorina. ponme la mano aqu?, Macorina, que estoy loco, Macorina.
Ella gasta gasolina en su carro colorao, y sigue con el tumbao que ella es la gran Macorina.
All? va la Macorina en su carro colorao, ella va pa? los saraos con su tremendo tumbao. Le dicen la Macorina con su carro colorao.

Imagen

La ficci?n, A partir del triunfo sostenido de la canci?n de Chavela Vargas, hemos podido enterarnos de muchas leyendas acerca del personaje de la Macorina, historias tan sorprendentes como la que afirma que fue una guerrillera, as? como una luchadora por la libertad en el siglo XVII en Hispanoam?rica. Tambi?n se dice que su verdadero nombre es Mar?a Constanza Caraza Vald?s, el cual se cambi? por el de Mar?a Calvo Nodarse, pero lo cierto es que en el permiso para conducir o cartera dactilar expedida por el Municipio de La Habana aparece con el nombre con el que ella misma se ha dado a conocer. Tambi?n se la ha descrito como hija de negra y chino, pero las fotos que de ella se han publicado (incluida la que aparece en el permiso de conducir) muestran a una mujer blanca.

Ponme la mano aqu?.

La canci?n La Macorina que interpreta Chavela Vargas lo ?nico que conserva de la que cantaba Abelardo Barroso es ese inquietante estribillo: ?Ponme la mano aqu?, Macorina?. La m?sica es de la propia Chavela y la letra de Alfonso Cam?n (1890-1982), un asturiano que lleg? a La Habana con quince a?os y que despu?s de sobrevivir gracias a m?ltiples y variados empleos (desde mache-tero hasta dependiente y vendedor) lleg? a ser redactor del Diario de la Marina, peri?dico que incluso lo envi? como reportero de guerra a Europa cuando la Primera Guerra Mundial. Fue un prol?fico autor de agitada vida que public? muchas obras pero completamente ignorado por los escritores cubanos. A mediados de los a?os cincuenta se march? definitivamente a M?xico. Pero Alfonso Cam?n no ha pasado a la posteridad por sus numerosas obras sino por la letra de La Macorina:
Imagen

Ponme la mano aqu?, Macorina, ponme la mano aqu?.
Tus pies dejaban la estera y se escapaba tu saya buscando la guardarraya que al ver tu talle tan fino las ca?as azucareras se echaban por el camino para que t? las molieras como si fueras molino.
Tus senos, carne de an?n, tu boca una bendici?n de guan?bana madura, y era tu fina cintura la misma de aquel danz?n caliente de aquel danz?n.
Despu?s el amanecer que de mis brazos te lleva, y yo sin saber qu? hacer de aquel olor a mujer, a mango y a ca?a nueva con que me llenaste al son caliente de aquel danz?n.


Es la apoteosis metaf?rica de la mujer y los frutos cubanos, resultado po?tico que en la voz de Chavela Vargas se vuelve perturbadora y er?tica. No conozco ninguna canci?n cubana que exprese tal grado de sensualidad, una sensualidad que puede tocarse, olerse, saborearse, y que se vuelve m?s inmediata cuando se le agrega el estribillo de: ?Ponme la mano aqu?, que puede referirse tanto al coraz?n del amante como a donde el oyente quiera imaginar. Y lo sorprendente es que hayan sido dos extranjeros -una mexicana y un asturiano quienes inmortalizaron a la Macorina, el esc?ndalo de La Habana.

Nota del Editor
:Al igual que el art?culo anterior , nos llego estas notas sin especificarse el autor.
Publicado por buenavistavcuba @ 9:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios