Martes, 18 de julio de 2006
Por: Marta Hern?ndez Casas.
Imagen

?Cu?ntos Marcos P?rez y cu?ntos poblados en Cuba tienen el nombre de Buena Vista? El decir popular lleva a que todos los residentes en demarcaciones nombradas as? consideren que su localidad fue el lugar donde el famoso personaje hizo y deshizo.
De aprobar el criterio p?blico este se?or era omnipresente o Cuba estaba plagada de hombres llamados as? en un sin n?mero de lugares.

Tomo de referencia criterios y rese?as de nativos de Buena Vista, municipio de Remedios en Villa Clara, considerados due?os absolutos del referido caballero, con pruebas contundentes, proporcionadas por Alberto Pacheco, quien lleva el orgullo de ser hijo de ese diminuto pueblo.

Corr?an los a?os 30 del siglo precedente y seg?n cuentan vivi? all? un hombre nombrado Marcos P?rez, muy poco amigo del trabajo a pesar de que ese tiempo era dif?cil para todos.

Su af?n de buena vida y poco sacrificio lo llev? a buscar dinero de la forma m?s f?cil, o sea, se hizo un maestro en el arte de extraerlo de bolsillos ajenos para llevarlo al propio, as? tambi?n hac?a suyo cuantos animalitos de cuatro o dos patas se cruzaban en su camino.

El modo con que" trabajaba" lo hizo popular, sus aventuras, casi siempre nocturnas eran comentario obligado en el pueblo cada amanecer, y como reza el refr?n "cr?a fama y acu?state a dormir" cada vez que se perd?a algo, sin previa investigaci?n policial se reconoc?a a Marcos P?rez como culpable.

Hasta las huidas de enamorados reca?an sobre ?l. Recoge la historia que un d?a una buena muchacha se perdi? de su casa y los padres indignados le exigieron al jefe de la polic?a que apresara al supuesto raptor, a las 12 horas la ni?a regres? a su hogar con su novio, que nada ten?a que ver con el se?or P?rez.

Mu?oz fue nombrado como sargento de la guardia rural que en aquellos tiempos significaba ser pr?cticamente el due?o del pueblo, el militar se propuso acabar con el bandido y su fama en aras de lograr estabilidad y paz en la zona bajo su ?gida.

El cambio de mando llam? al orden por varios d?as a Marcos P?rez y una tranquilidad perceptible inund? la peque?a demarcaci?n. Pero... una tarde, en el famoso bar de Baldomero que tambi?n prestaba servicio de piscina y otras cosas, el se?or bandido beb?a tranquilamente una fr?a cerveza.

Casi entrada la noche un parroquiano con unos tragos de m?s choc? con ?l y sin mediar palabras se liaron a trompadas, el pretexto fue ideal para conducir al elegante ladr?n hasta el cuartel del pueblo. All? durmi? toda la noche.

Mu?oz re?a de felicidad. Por la hora hab?a pocas personas en la calle y excepto dos o tres hombres que tomaban en el bar nadie sab?a que el cuatrero estaba en chirona.

Parec?a que todo hab?a terminado y el sargento se fue a casa dispuesto a dormir una de sus m?s pl?cidas noches.

Al amanecer la gran sorpresa dej? anonadado a todos. M?s de 10 lugare?os fueron a declarar ante la autoridad que esa noche Marcos P?rez hab?a robado sus animales y cosechas. Marcaje, propietario de una finca a la salida del pueblo daba fe de haber visto al mism?simo bandolero llevarse la mejor de sus vacas.
A este reclamo se sum? el de Toribio que juraba una y mil veces que fue Marcos P?rez quien arrastr? desde su vara en tierra y hasta el caballo que montaba tres sacos de carb?n.

Mientras tanto Felicia la Larga denunci? c?mo el malhechor le rob? toda su ropa interior que se secaba en la tendedera del patio.

El sargento Mu?oz no era hombre de andar con cuentos, ante tanta confusi?n se levant? del bur?, ajust? la pistola a la cintura fue hasta el calabozo y sac? al timador que llev? del brazo hasta el portal del cuartel donde los afectados se aglomeraban para oficializar sus reclamos.

Mostr? al reo a?n so?oliento y luego de observar a los afectados detenidamente y mirar despacio hacia el caser?o, pronunci? las palabras que hoy ya son historia " de estos Marcos P?rez hay muchos en Buena Vista".

Peri?dico Vanguardia - Santa Clara - Villa Clara - Cuba
Impreso: mi?rcoles 12 de julio, 2006
Publicado por buenavistavcuba @ 11:15
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios