Domingo, 04 de diciembre de 2005
Nada m?s apropiado para este tiempo que hablarles del ?rbol de Navidad...........,

Imagen
Por: Eloy Arnaldo Gonz?lez
[email protected]

Nada m?s apropiado para este tiempo que hablarles del ?rbol de Navidad. Siento desanimarlos; no voy a escribir un devocional sobre la Navidad, ni har? un breve discurso sobre el esp?ritu navide?o. Voy a superar la tentaci?n de sumergirme en las frecuentes especulaciones sobre el origen no cristiano del ?rbol de Navidad. Lo ?nico que pienso hacer es contar una historia entretejiendo algunas an?cdotas.

Ya saben Uds. que despu?s del D?a de Acci?n de Gracias, la mayor?a de las familias comienzan a adornar sus hogares para la Navidad. La Navidad, para los que no saben, es una festividad donde celebramos un nacimiento, el de un ni?o que naci? en la pobreza tanto c?mo en una singular excelencia. Esto ocurri? en un lugar muy remoto all? por lo que en la actualidad se conoce como el Medio Oriente en una aldea llamada Bel?n de Judea. El resto de la historia pueden o?rla en la Iglesia, si es que asisten a ella los domingos.

Pues bien mi esposa y Yo, ayer domingo terminamos cansados despu?s de instalar y adornar el arbolito de Navidad en la sala de nuestra casa. Muy cansados pero satisfechos, miramos una y otra vez el arbolito y disfrutamos de las luces de colores. Ese mismo d?a a media noche cuando manejaba hacia el trabajo, en el para mi lejano Grand Praire, record? una y otra vez las ocasiones en que el arbolito de Navidad se me hizo protagonista de mis vivencias, recuerdos y sinsabores. Como este s?mbolo de la Navidad, me acompa?o en tantas tristezas e infortunios; y fue parte del recuerdo de navidades truncas.
Imagen
Ha mediados de la d?cada de los 50?s, en esas Navidades que se viv?an en Cuba, mi hermana y Yo ve?amos con tristeza las carencias y problemas existentes en nuestro hogar, que no auguraban nada bueno. La familia en su integridad estaba en peligro. Pero no era eso motivo de nuestras preocupaciones, sino el deseo de contar para aquella Navidad con un arbolito como pon?an en muchas de la casas del poblado.

No dejamos ni por un momento de insistir en nuestros deseos, colmando la paciencia de nuestra querida y en aquel momento atribulada Madre. Cuando mi Pap?, por aquellos d?as lleg? del trabajo, mi Mam?, no esper? ni que se sentara en el sill?n a descansar: ?Ve a buscarle un arbolito a los ni?os?, le dijo ?. Mi padre sin mediar palabra me dijo: ?Vamos?, mientras agarraba un machete. Y as? nos fuimos a El Serrucho, donde el cort? un arbusto que despu?s de quitada la hojas, mi Madre adorn? con algod?n que compramos en la farmacia del pueblo y algunas bolas que se compraron en la quincalla. No era como el arbolito de algunas familias de mejor situaci?n econ?mica, pero era nuestro arbolito de Navidad, para nosotros era el mejor.

A?os despu?s lleg? la Revoluci?n, y con ello el Comunismo, el Ateismo, la lucha ideol?gica contra la religi?n y por extensi?n a todos y cada uno de sus s?mbolos. Sin esperarlo a los cubanos nos cay? la desgracia de una suerte de Grinch verde-olivo que nos rob? la Navidad. No s?lo esto, perdimos la Navidad, la Noche Buena, la principal reuni?n familiar de los cubanos, la Noche Vieja y la festividad de Los Reyes Magos. S?lo quedaron, los arbolitos de Navidad como testigos mudos en las veladas de las Iglesias de confesi?n protestante y en las misas del gallo en las Iglesias de confesi?n cat?lica.
Imagen

De manera que ve?amos el arbolito de Navidad por los d?as de diciembre si nos asom?bamos a las Iglesias, porque ?stas se aferraban a la tradici?n y se negaban a renunciar a su m?s importante festividad. Los cubanos no nos merec?amos tanta desgracia. Ni a?n en los pa?ses del excampo socialista se dejo de celebrar la Navidad, los viajeros que regresaban de los expaises socialistas de Europa ven?an sorprendidos al ver, de primera mano que all? si se celebraba la Navidad.

La historia dio un vuelco cuando, a la ca?da del campo socialista y el sucesivo deterioro de la situaci?n econ?mica y social en Cuba en la d?cada de los 90?s, la mayor?a de los cubanos sintieron una especial avidez por las cosas del esp?ritu, y comenzaron a preguntarse por que le hab?an dado la espalda a la religi?n de sus mayores. Los cubanos comenzaron a frecuentar las iglesias en n?mero muy significativo, y tambi?n quisieron recobrar la Navidad, no como festividad religiosa en si, sino como referencia obligada de los encuentros familiares que el Comunismo hab?a abortado. Entonces comenzaron a aparecer de nuevo los arbolitos de Navidad en los hogares cubanos.
Imagen

Hab?a por aquellos d?as una propensi?n por las cosas de Dios y un deseo de recobrar la Navidad. Pero los arbolitos de Navidad as? como los adornos no estaban al alcance de todos. Esta situaci?n contrastaba con los establecimientos comerciales controlados por el gobierno comunista, que habi?ndonos robado la Navidad, si garantizaban todo tipo de adornos y festividades navide?as a los extranjeros en sus facilidades tur?sticas y comerciales.

Todos quer?amos tener un ?rbol de Navidad, lo que resultaba casi imposible dado su precio en d?lares, y considerando que por aquellos d?as lo m?s importante era alimentarse. Fue en el a?o 1995 que el gobierno se apresur? a decretar que estaba prohibido instalar ?rboles de Navidad en las dependencias p?blicas o del Estado, que es como decir en todo el pa?s; pero la gente com?n se aprestaba junto a las Iglesias a poner sus arbolitos de Navidad.

Mi esposa, con manos de dedicada entrega, hizo un arbolito de cart?n muy similar a los que aparecen en las ilustraciones de Navidad, cort? papeles de colores e hizo las bolas de adornos que peg? con almid?n. Ya estaba listo nuestro arbolito de Navidad. Y lo instalamos en la pared de la peque?a salita del apartamento. ?Como disfrutamos ese ?rbol de Navidad hecho de cart?n y papeles de colores, de desechos ? No fue un acto contencioso, sino el noble disfrute de un acto de libertad y reconocimiento de lo que siempre fue para nosotros, algo mas que una festividad. Mucho tiempo estuvo el ?rbol de cart?n prendido en la despintada pared, como recordando que la Fe tambi?n es un acto de Libertad.
alt="Imagen" />


Cuando llegamos al Exilio, el primer a?o compramos y colocamos el ?rbol de Navidad. Pero en este pa?s no estamos exentos de sobresaltos, y amargos desatinos. Viviendo en un reducido eficience, en la ciudad de Miami, por aquel entonces, m?s que nunca acompa?ados de la tristeza y la amarga experiencia del Exilio y caminando otra vez el sendero de la privaciones, nos sorprendi? otra Navidad, entonces nos preguntarnos si val?a la pena poner o no el arbolito. ?No hay lugar para el des?nimo ? tambi?n esa era una Navidad y fuimos a comprar un peque?o arbolito de esos que se ponen sobre las mesas. ? Otra vez fue nuestro arbolito de Navidad!. Nos acompa?o en aquella Navidad tan necesitada de Paz.

Hasta aqu?, detengo mi relato, si Ud ha llegado hasta esta l?nea, le invito a que reflexione si a?n en su hogar no tiene puesto un arbolito de Navidad, si es as? no vacile ni un momento en participar junto a su familia en buscarlo y ponerlo en la parte m?s visible de su sala, involucre a toda la familia en esto. Olv?dese si tiene papeles o no , si tiene trabajo, si le acompa?a en estos momentos alguna desdicha, si esta enfermo o ve en peligro su hogar. Mire Ud. Dios que es m?s importante que Ud y que Yo, nos tuvo muy en cuenta a todos nosotros, y en un gesto de Solidaridad permiti? que su hijo naciera en Bel?n, y de ah? viene toda esta historia de arbolitos y luces.

La Navidad, es el acto por el cual Dios se hizo solidario con todos nosotros. S?lo le pido que se haga Ud solidario con su familia, honre la Navidad, disfrute de ella y ponga su arbolito. Este es un s?mbolo m?s de esta festividad. ?Ll?nese de Navidad!. Si Dios apost? por Ud. en Bel?n, haga Ud lo mismo, ?apueste por Dios!
?2005
Art?culo publicado en el Peri?dico: Panorama, Fort Worth, TX 04/12/05
Publicado por buenavistavcuba @ 20:34
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Viernes, 23 de noviembre de 2007 | 22:15
HOY CUANDO LEI ESTE ESCRITO ME SENTI MUY IDENTIFICADA CON EL NO PUDE EVITAR QUE SALIERAN LAGRIMAS DE MIS OJOS ,ES CIERTO LA NAVIDAD ES LA EPOCA DE REFLEXIONES DE UNION FAMILAR DE DESAFIAR AL MENOS CON LA REPRESENTACION DE UN ARBOLITO AUN EN UN LUGAR PEQUENITO A AQUELLOS QUE NOS PRIVARON DE CRECER BAJO UNA TRADICION RELIGIOSA TAN SAGRADA,GRACIAS.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 23 de diciembre de 2009 | 18:12
Dios te bendiga he leido este comenterio de la navidad y puedo entender cuando se le prohibe a un pueblo ofamilia disfrutar de siertas festividades que le hacen feliz, pero quiero decirte que sobre todas las cosas el ser humano nececita a l salvador en sus vidas, es decir en su corazon paraq que todos los dias sea navidad es deceir que todos los dias este la paz de Cristo en su corazon, si no le has aceptado como tu salvador hazlo hoy. Dios te bendiga y feliz navidad y ano nuevo
Publicado por Invitado
Viernes, 25 de diciembre de 2009 | 11:42
Enfurru?adoUN MODERADOR MODERA NO CENSURA ?CUANDO SE HA INSTALADO LA INQUISIC?N? libertad bajo palabra, ( Octavio Paz) Cual es el error?