S?bado, 03 de septiembre de 2005
El Poeta de Quivic?n.
Por: N?stor Fern?ndez
Hace alg?n tiempo, por all?, cerca de mi pueblo natal, Quivic?n, caminaba por la orilla de ................
fotos.miarroba.com

.......la carretera un gran poeta, repentista, pero adem?s muy ocurrente. Su nombre no lo recuerdo, pero realmente las cosas que hoy est?n pasando en nuestro pa?s me hacen recordar aquel momento donde el protagonista principal de esta historia era ese inolvidable y an?nimo poeta.
fotos.miarroba.com

Pues resulta que seg?n el poeta se desplazaba tranquilamente sobre la hierba verde que cubre toda la orilla de la carretera, un cami?n lleno de trabajadores voluntarios que regresaban de una de esas jornadas de Domingo Rojo -esos ?maravillosos domingos? a los que, con tanto fervor, iban los voluntarios a recoger tomates, coles o a hacer cualquier tarea que la Revoluci?n necesitara-, al cruzarse con el afamado poeta, algunos simp?ticos tomateros lanzaron varios tomates al poeta dej?ndolo totalmente embarrado.
Imagen

El poeta, al verse en ese estado, se vuelve hacia el cami?n, piensa unos segundos y de pronto improvisa esta d?cima que qued? para siempre en la memoria de nuestro pueblo Quivicanero:

Sobre los camiones van,
desnudos, con tapa rabos
y tal parecen que est?n
contentos de ser esclavos.

Esos son los hombres bravos,
los que so?? V?ctor Hugo,
seguidores de un verdugo,
que les niega hasta la luz,
no arrastrar?n una cruz,
pero soportan un yugo.


www.payolibre.com
Publicado por buenavistavcuba @ 10:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios